3
El dióxido de carbono procedente de la quema de combustibles fósiles no sólo calienta el planeta. También acidifica los océanos. En los últimos 200 años, el mar ha absorbido unas 500.000 millones de toneladas de CO2, que han aumentado en un 30% su promedio de acidez. Este cambio también nos afecta a nosotros, los seres humanos.



Crédito: https://acespace.org/