1
Esta semana varios investigadores del Programa Internacional de Descubrimiento del Océano (IODP) presentaron lo que habían encontrado tras perforar 2,4 kilómetros bajo el suelo marino: bacterias que viven a unos 50 °C, en un lugar al que no llega un solo fotón de luz y donde no hay una sola molécula de oxígeno. Esa es la perforación más extensa que se ha hecho hasta el momento en el fondo oceánico.