2
15 Vistas

Una ballena sorprendió la semana pasada en Tasmania a un grupo de científicos cuando de repente salió junto a sus barcos y comenzó a tratar de "jugar" con ellos.



Tony Summers, de la tripulación del barco ninemsn, estaba preocupado al principio de que la ballena podría volcar sus botes, pero parecía saber que estaban allí.



"Los botes estaban muy cerca y volvió a pasar por debajo de la otra barca ... la cola estaba tan cerca bajo nuestro bote que podríamos haber sido volcados pero no tocó a ninguno de los dos", dijo Summers.



"Parecía estar jugando con los botes, nadando alrededor y debajo de nosotros".



Summers dijo que la ballena se veía de unos 12 metros de largo y aguien del equipo pensó que podría ser una ballena franca austral.













"Todo el mundo estaba asustado", dijo.



"Ver eso tan de cerca nunca volverá a suceder en la vida".



La tripulación se encontraban en Wineglass Bay, cerca de Freycinet, para llevar a cabo investigaciones científicas sobre los erizos de mar y no había esperado ver ballenas en esta época del año.



La ballena franca austral es una de las tres ballenas en peligro de extinción y protegida en Tasmania como especie amenazada desde 1995.

¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas