1
Populares entre los buzos, una extremadamente rara especie de anémona de mar que emite una luz amarilla brillante está desapareciendo rápidamente de la costa este de Japón, obligando al gobierno a considerar medidas de protección.

Actualmente no existen restricciones a la recolección de la anémona de mar "Okawariginchaku", que tiene una proteína fluorescente. Por lo tanto, el Ministerio de Medio Ambiente está considerando la designación de zonas marítimas como parte de un parque nacional cercano existente.

La Okawariginchaku comenzó a disminuir drásticamente en el fondo marino de la prefectura en el verano de 2012, posiblemente debido a la sobreexplotación. En una roca donde se encontraba el grupo más grande han desaparecido más de 200 anémonas de mar.

Según Hiroomi Uchida, de 70 años, director honorario del Parque Marino Center Kushimoto, no hay enemigos naturales conocidos de la Okawariginchaku. Debido a que habitan el fondo del mar a unos 40 metros de profundidad, son poco afectadas por los tifones. Por lo tanto, hay una alta probabilidad de que las anémonas de mar fueran retiradas por los seres humanos.

Buzos locales han recibido llamadas telefónicas solicitándoles que recogiesen ejemplares de Okawariginchaku. Algunas anémonas de mar se han vendido a través de Internet sin que los vendedores revelasen sus lugares de origen.