1
Hace unos 460.000 años la Tierra estaba en el punto álgido de una glaciación. Esto hizo que más de la mitad de Reino Unido y Escandinavia estuvieran cubiertos por un glaciar enorme que se extendía a través de la parte sur del Mar del Norte y que retenía una gran masa de agua que, una vez fundido al final de la glaciación, se fue a los océanos. En esta época, además, el nivel del mar estaba mucho más bajo que el actual y el clima también era más seco.