1
La visita de este fin de semana se produce cuando Manila intenta reducir la dependencia de Estados Unidos y ampliar los lazos con otras potencias regionales

Las naves de la Armada china visitarán Filipinas este fin de semana por primera vez desde 2010, mientras Manila y Pekín tratan de aliviar la desconfianza estratégica y superar sus disputas territoriales.

Tres buques -el destructor de misiles guiados Changchun, la fragata de misiles guiados Jingzhou y el buque de suministro Chaohu- atracarán en la ciudad de Davao en Mindanao desde el domingo hasta el martes.

Ellos visitarán alrededor de 20 países en Asia, Europa, África y Oceanía, y estarán encabezados por el Contraalmirante Shen Hao, subcomandante de la Flota del Mar Oriental de la Marina del Ejército Popular de Liberación.

La parada en el puerto se produce después de que barcos de la marina de guerra rusa llegaran a Manila la semana pasada para ejercicios conjuntos como parte de los intentos del presidente filipino Rodrigo Duterte de reducir la dependencia de Manila de su aliado tradicional, Estados Unidos, y expandir los lazos con otras potencias regionales.