1

El Sarmiento de Gamboa zarpa de Las Palmas para unirse a la expedición Malaspina


El buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), zarpó la pasada semana del Puerto de Las Palmas de Gran Canaria rumbo a Santo Domingo, dando inicio a una campaña oceanográfica integrada en la expedición de circunnavegación Malaspina, liderada por el CSIC. Los científicos que viajan a bordo explorarán durante algo menos de dos meses el giro subtropical del Atlántico Norte, una región del océano de gran interés para los estudios del clima. A su regreso a España, el buque alojará una universidad flotante como parte de un programa de postgrado en ciencias del mar.








El CSIC lidera la expedición Malaspina, un proyecto que acoge a más de 400 investigadores. En este proyecto multidisciplinar, el Consejo va de la mano con universidades, instituciones, empresas e investigadores de todo el mundo. Hoy despedimos al Sarmiento de Gamboa, el otro buque de la expedición, que aportará importantes datos sobre el impacto del cambio global y la biodiversidad del océano. Los científicos y técnicos que van a bordo comparten un objetivo: hacer ciencia a lo grande”, ha destacado Rafael Rodrigo, presidente del CSIC, durante la rueda de prensa.

La expedición Malaspina la conforman 27 grupos de investigación del CSIC, el Instituto Español de Oceanografía, 16 universidades, entre ellas la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, un museo, una fundación pública de investigación y la Armada Española. Es, además, un nuevo ejemplo de la necesaria colaboración público‐privada con la contribución de la FBBVA.

El Hespérides partió de Cádiz el 15 de diciembre y realizó su primera parada en Río de Janeiro el pasado 13 de enero. Cuatro días después zarpó rumbo a Ciudad del Cabo en la segunda etapa de la expedición, liderada por el investigador del CSIC Carlos Duarte.

Estudiar el paralelo 24,5º Norte

Los científicos a bordo del Sarmiento investigarán una zona del Atlántico que discurre por el paralelo 24,5º Norte. Esta latitud se ha escogido porque el flujo de calor que transporta el océano Atlántico hacia el norte es máximo. “Cualquier variación en el transporte de calor tiene consecuencias muy importantes en el clima del continente europeo”, indica Alonso Hernández, investigador de la Universidad de Las Palmas y jefe científico de esta campaña.

El objetivo de los científicos es medir las variaciones en el flujo de calor que ha habido desde 1957, año de la primera expedición internacional en esta zona. “Se trata de la sección oceanográfica que más veces se ha muestreado debido a la importancia en la conformación del clima europeo. Ahora, científicos españoles volvemos a estudiarla para arrojar luz sobre la importancia del océano en el clima”, destaca el investigador canario.


Un buque escuela

Durante el viaje de vuelta a España desde República Dominicana, que durará un mes, el Sarmiento se convertirá en un buque escuela en el que 15 estudiantes realizarán un trabajo experimental de investigación para elaborar sus tesis de máster. Para ello, contarán con el apoyo de cinco profesores. “Además del trabajo experimental individual, los estudiantes recibirán clases y seminarios a lo largo de la campaña, pondrán en común los resultados que vayan obteniendo, y conocerán las técnicas y procedimientos que utilizan el resto de sus compañeros”, detalla el investigador de la Universidad de Cádiz Jesús Forja Pajares, jefe de este proyecto de formación.

Este módulo, financiado mediante una acción complementaria vinculada al proyecto Malaspina, es fruto de la colaboración de las universidades de Cádiz, Barcelona, Menéndez Pelayo, Las Palmas de Gran Canaria y Oviedo. Uno de los objetivos principales de la expedición Malaspina es formar y atraer a jóvenes investigadores. Por ello, la expedición cuenta con un bloque entero dedicado a la formación de postgrado en ciencias del mar.

En total, son unos 50 los estudiantes que, repartidos entre el Hespérides y el Sarmiento de Gamboa, están realizando sus tesis doctorales o de máster a bordo. Son cinco los programas de postgrado que se han integrado en un módulo de formación, que incluye el Programa de Doctorado de Expedición Malaspina Fundación BBVA‐CSIC, financiado por ambas instituciones.