1
Hasta aceitunas, frutos secos, tabaco o frascos de tinte se han podido conservar intactos cientos de años bajo el mar en los dos pecios de los siglos XVI y XVII descubiertos en las inmediaciones del puerto de Cádiz, unos hallazgos que se consideran un tesoro único para la arqueología subacuática.



Más de 2.500 inmersiones de buzos, que han rastreado la zona durante unas tres mil horas y en unas condiciones de visibilidad prácticamente nulas, han sido necesarias para concluir las tareas de excavación de estos dos pecios, descubiertos en enero del año pasado en las obras de construcción de la nueva terminal de contenedores del puerto de Cádiz.