0

Dos pescadores de la zona "El Choyudo", un diminuto campo pesquero bañado por las aguas del Mar de Cortez, en Sonora, se llevaron el domingo pasado la sorpresa de sus vidas.


Guadalupe y Baltazar, salieron muy temprano en su panga, una pequeña embarcación con un motor de 75 caballos de fuerza, a revisar la "tarralla" que previamente habían tendido para la captura de especies de escama.



Seguir leyendo: Hemos visto mucho tiburón pero de ese tamaño, nunca: pescadores de Choyudo