1

Todos los años se realiza en la localidad de Taiji, en Japón, una cacería de delfines con fines comerciales: o se vende su carne o se entregan los animales vivos a delfinarios a cambio de fuertes sumas de dinero. El 2014 no será la excepción. Se estima que anualmente se capturan más de 2.000 ejemplares.