1
El gigante asiático ha irrumpido en el club de las potencias capaces de lanzar un ataque nuclear por tierra, mar y aire. Los éxitos de China en la construcción de submarinos alteran el equilibrio de fuerzas en la región Asia-Pacífico e inquietan a EEUU.