1
Después de enfrentarse durante semanas a las críticas sobre sus trabajos de recuperación en las islas en disputa en el Mar del Sur de China, el miércoles China devolvió la pelota a Vietnam, Filipinas y otros acusándolos de llevar a cabo su propio trabajo ilegal de recuperación.

China reclama el 90 por ciento del Mar del Sur de China, que se cree que es rico en petróleo y gas, con la superposición de reclamos de Brunei, Malasia, Filipinas, Vietnam y Taiwán.

Ver una imagen ampliada de la zona.

Recientes imágenes de satélite muestran que China ha logrado un rápido progreso en la construcción de una pista de aterrizaje adecuada para uso militar en las Islas Spratly y puede estar planeanda otra.

En una rueda de prensa diaria, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino Hong Lei dijo que el trabajo de recuperación se realiza por otras naciones demandantes en las Spratly, que China llama las Islas Nansha.

"Durante mucho tiempo, Filipinas, Vietnam y otros países han estado llevando a cabo reclamos sobre las islas chinas que están ocupando ilegalmente en las Islas Nansha, construyendo aeropuertos y otras infraestructuras fijas, incluso desplegando misiles y otros equipos militares", dijo.

En Thitu Island, Filipinas está construyendo un aeropuerto y ampliando un muelle, y en la isla de Nanshan, Isla Plana y otras está construyendo las "llamadas instalaciones turísticas", añadió Hong.

Vietnam también está construyendo muelles, pistas de aterrizaje, posiciones de misiles, edificios de oficinas, cuarteles, hoteles, faros y helipuertos en más de 20 islas y bancos de arena, entre ellos Prince Consort Bank y Orleana Shoal, dijo.

"China se opone firmemente a estas actividades ilegales y exige a los países pertinentes que detengan inmediatamente sus violaciones a la soberanía y los derechos de China", añadió Hong.

"Las construcciones de China en las islas Nansha están totalmente dentro del alcance de nuestra soberanía, por lo que es razonable, justo y legítimo".