1
Las marsopas no son directamente el propósito de los pescadores, pero reciben daños colaterales en la búsqueda de totoaba: un pez cuya vejiga natatoria se considera un manjar en China, así como una medicina para la infertilidad y la circulación sanguínea.