1
Diferentes historias se están desarrollando en los dos polos de nuestro planeta. En el Ártico, más de la mitad del hielo marino de verano ha desaparecido desde finales de los años setenta. La declinación constante es lo que los modelos climáticos globales predicen para un mundo que se calienta. Mientras tanto, en las aguas antárticas, la cubierta de hielo marino ha sido estable, e incluso ha aumentado, durante décadas. Se registraron máximos récord en 2012, 2013 y 2014.