1
Un voraz incendio en la montaña más alta de Filipinas obligó a cientos de personas a huir a pie de la cima, dijeron las autoridades el domingo.

Los bomberos excavaron zanjas que tenían siete pies (dos metros) de profundidad en su batalla para contener el incendio, que comenzó el sábado por la tarde y estaba en curso 24 horas más tarde, para detener su propagación en el centro turístico del monte Apo.

No se reportaron heridos y casi la totalidad de los 1.000 turistas que se encontraban en la montaña fueron evacuados al mediodía del domingo, dijo a la AFP el funcionario provincial de desastres Harry Camoro.

El Monte Apo se eleva sobre la principal isla meridional de Mindanao a 3.142 metros sobre el nivel del mar, y es el hogar de las reservas forestales y el hábitat del ave nacional de Filipinas en peligro de extinción el águila comedora de monos.

Es común que las abrasadoras temperaturas de verano inicien incendios en la montaña, dijo Camoro, sin embargo no se había determinado la causa del incendio.

Helicópteros de la fuerza aérea fueron desplegados el domingo para inspeccionar los daños, agregó.