1
La acidificación y la sobreexplotación pesquera son las principales amenazas de la biodiversidad y la salud del mar, una advertencia que no dejan de lanzar investigadores y organismos europeos porque ponen en riesgo las especies que lo habitan y de las que nos alimentamos (el mar es la principal fuente de proteínas de consumo humano).