1
Durante cuatro semanas, la expedición científica a bordo del Royal Research Ship James Cook ha recogido muestras de polvo mineral desértico y hollín suspendido sobre el océano Atlántico. El objetivo de los investigadores ahora es analizar los procesos de transporte y deposición del polvo procedente del Sáhara y de incendios de África para conocer los efectos que genera su presencia en las zonas del planeta donde se deposita el polvo. Con estos datos, los científicos podrán reconstruir los cambios climáticos del pasado y predecir las tendencias del futuro.