1
hablamar

86 Vistas
Como si su hogar en la Antártida no fuese ya lo suficientemente frío, los pingüinos emperador permiten que su exterior baje a menos de 7°C por debajo de su entorno. El cambio ayuda a los pingüinos a mantenerse calientes, mostró un trabajo reciente. Cuando la capa externa de plumas irradia calor hacia fuera, se vuelve más fría que su entorno inmediato para que el calor fluya de vuelta. El ciclo mantiene constante la temperatura por debajo del plumaje - y el pingüino vivo.


Editorial 


¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas