1
La quema del petróleo y sus derivados (por ejemplo, para producir electricidad o mover el motor de un coche) está ya contaminando más los océanos de todo el mundo que los vertidos directos desde los barcos. Esta es una de las conclusiones de la Expedición Malaspina, la primera expedición científica que ha dado la vuelta al mundo analizando el impacto del Cambio Climático y el nivel de contaminación de todos los océanos.