2

Es uno de los eternos puntos inundados de la provincia. Año tras año, no hay una sola tempestad fuerte que soporte y acaba irremediablemente anegándose. La Ratlla del Terme que separa los términos de Benicarló y Peñíscola por la costa es un coladero de agua. Pese a que ambas localidades están de acuerdo en aplicar una solución definitiva, se han topado con la negativa del Ministerio de Medio Ambiente de autorizar unos trabajos que no le supondrían ningún desembolso económico y que los dos ayuntamientos desearían asumir.