1
Un nuevo estudio cuantifica por primera vez las futuras pérdidas en la vida marina de aguas profundas utilizando modelos climáticos avanzados. Los resultados muestran que incluso los ecosistemas de aguas profundas más remotos no están a salvo de los efectos del cambio climático.