1
Cuatro personas murieron y más de 100 están desaparecidas después de que un gran ferry zozobró en la costa de Filipinas en un clima tormentoso, según los informes.

El barco, que transportaba a 251 personas, se hundió mientras navegaba hacia la remota isla de Polillo, un punto turístico.

La radio local informó que al menos cuatro personas murieron en el desastre, según Reuters.

El portavoz de Guardacostas Armand Balilo dijo: "Hemos escuchado que hubo víctimas, pero aún estamos validando. Creemos que el clima fue un factor importante".

Se sabe que fueron rescatados alrededor de 140 pasajeros y se está llevando a cabo una operación a gran escala para buscar a las otras 111 personas a bordo.

El ferry partió desde Real, a unos 70 kilómetros al este de Manila, mientras el archipiélago se preparaba para la tormenta tropical Tembin.

Se dice que olas enormes hicieron que el bote se volcara.

Juanito Díaz, jefe interino del consejo de administración y reducción del riesgo de desastres en Quezón, agregó que puede haber habido una vía de agua en el ferry.

Él dijo: "El informe inicial dijo que el barco sufrió un gran agujero que causó su zozobra".

Se permitió el viaje del ferry porque no había advertencias de tormenta en Real o Polillo, al este de la isla principal de Luzón, dijo el guardacostas.

El guardacostas dijo que el transbordador tenía capacidad para 280 personas y no había sido sobrecargado.

El gobierno ha aconsejado a los filipinos que planean regresar a sus provincias natales en Navidad que lo hagan antes de lo habitual para evitar que el adverso pronóstico meteorológico golpee antes de las vacaciones.