1
Judías, fresas, ajos y lechugas también crecen bajo el mar: en unos invernaderos subacuáticos, de entre 5 y 10 metros de profundidad, en la Bahía de Noli, provincia de Savona (Italia) dentro del proyecto de agricultura experimental Nemo’s Garden. En estas biosferas de plástico, ancladas con unos andamios al fondo marino, han sembrado en los últimos tres años hasta 25 variedades de vegetales. Unos agrinautas se encargan de la siembra y los cuidados, y se comunican con una torre de control en el exterior.