2
El 27 de marzo de 1964, un terremoto de 9,2 grados en la escala de Richter – el segundo más fuerte de la historia – devastó el sudeste de Alaska. Una de sus víctimas fue el entonces pez de agua salada espinoso o espinocho (Gasterosteus aculeatus), atrapado en pequeños lagos o estanques formados como consecuencia del temblor en las islas del Prince William Sound (Estrecho Príncipe Guillermo) y el golfo de Alaska.