1
La guerra comenzó en el mar. La armada chilena fue más fuerte que la peruana, y muy pronto los chilenos se tomaron el puerto principal de Perú, el Callao. Tiempo después, la ofensiva chilena llegó hasta Lima, obligando a las fuerzas armadas peruanas a replegarse y conformarse como guerrilla.