1

Más del setenta por ciento de nuestro planeta está cubierto por agua, y es casi irónico que la gran mayoría del preciado líqudo no sea apto para el consumo humano. Los métodos de desalinización de agua de mar a escala industrial son complejos y costosos, por lo cual un porcentaje muy bajo del agua potable disponible surge de ese proceso. Sin embargo, las cosas podrían cambiar gracias al descubrimiento de dos científicos del MIT. De acuerdo sus simulaciones, la utilización de grafeno nanoporoso como filtro podría separar a la sal del agua entre dos y tres órdenes de magnitud más rápido que los métodos de filtrado convencionales.