1
Un equipo internacional de investigadores ha descubierto nuevos géneros y especies de bivalvos jurásicos en Asturias. El trabajo muestra que las almejas coexistieron con los dinosaurios en los mismos hábitats y fueron pisoteadas por estos grandes reptiles. Los nombres elegidos para ellas rinden homenaje a localidades costeras asturianas.