1

Tres especies de trucha que viven en la Gran Barrera, justo debajo del mayor agujero en la capaz de ozono en todo el mundo, sufren melanomas muy parecidos al humano provocados por la radiación ultravioleta.



El hallazgo resulta de lo más inquietante. Por primera vez, investigadores han encontrado unos peces salvajes que padecen cáncer de piel. Se trata de tres especies de trucha de la Gran Barrera de Coral australiana, que se encuentra precisamente debajo del mayor agujero en la capa de ozono en todo el mundo. Los peces tienen lesiones y manchas oscuras, una versión escamosa de lo que sería un melanoma humano. Los investigadores, que han publicado su trabajo en PLoS ONE, todavía no están seguros de que estos peces enfermos seran peligrosos para el consumo humano.