1

Una nueva teoría sobre el origen de los campos de rocas esparcidos por el norte del paisaje marciano, puede añadirse a un montón de evidencias sobre que alguna vez hubo un océano que cubrió gran parte de este planeta.


Lorena Moscardelli, geóloga de la Universidad de Texas, publicó un estudio en la revista de la Sociedad Geológica de los Estados Unidos, GSA Today, de este mes, en el cual sugiere que las rocas fueron arrastradas a su lugar por deslizamientos de tierra en el fondo del océano.