1

Aunque la mayoría de los escombros permanecen en el océano, muchos de ellos llegaron pegados a un muelle de dos toneladas que fue arrastrado por la marea a la costa estadounidense en mayo de este año.