2
Esta semana, unas fotos tomadas en la playa argentina de Santa Teresita dieron la vuelta al mundo y saltaron a medios de comunicación de todo el mundo: la historia era que unos bañistas, empeñados en hacerse fotos y grabar vídeos, dejaron morir deshidratado a una cría de delfín que habían sacado del agua. La información despertó una oleada de críticas e incluso una asociación animalista anunció que iba a denunciar los hechos. Pero ahora resulta que todo puede ser falso.