0
Cuando el comandante británico Sir John Moore llegó a España no sabía que en aquella tierra en guerra quedarían enterrados sus huesos. Que su cuerpo permanecería hoy enterrado en el jardín de San Carlos de La Coruña y que por ello hasta la poetisa gallega Rosalía de Castro le dedicaría unos versos: "¡Qué hermosa y sin igual morada le cupo en suerte a tus restos mortales".