1
En un intento por detener la expansión del extremismo y la piratería en los mares del sur, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha pedido a China patrullar las áreas en aguas internacionales que conducen al estrecho de Malaca y al mar de Sulu.

"También le pregunté a China si pueden patrullar las aguas internacionales sin necesariamente penetrar en las aguas territoriales del país. Nos alegraríamos si tuviéramos su presencia", dijo Duterte en un discurso pronunciado anoche ante los generales recién promovidos por el general Eduardo Año, general de las Fuerzas Armadas de Filipinas, en Malacañang.

Duterte expresó su preocupación porque los incidentes de piratería y secuestro en el mar de Sulu y el estrecho de Malacca han impedido las operaciones comerciales en la zona.

Hizo la declaración después de informes que algunos buques de carga internacionales han optado por buscar otras rutas marítimas a pesar de los gastos adicionales.

Duterte dijo que si la ruta está cerrada debido a la alta incidencia de casos de secuestro, el flujo de mercancías se vería obstaculizado y resultaría muy costoso para los comerciantes internacionales.