1
NOAA clasificó las ballenas jorobadas como especie en peligro de extinción en 1970, y los esfuerzos de conservación y protección llevados a cabo desde entonces han permitido que la mayoría de poblaciones de este rorcual se hayan recuperado notablemente.