1

A la presunta negligencia del capitán del Costa Concordia, Francesco Schettino, acercándose demasiado a la costa y provocando el naufragio del buque, se suman ahora más errores. Los peritos que investigan las circunstancias del accidente del crucero frente a la isla italiana de Giglio el pasado 13 de enero han descubierto que el barco había sufrido una avería "grave" cuatro días antes del hundimiento. Además, la 'caja negra' no estaba registrando los datos adecuadamente.