1

La mitad del pescado que se consume en el mundo ya no es salvaje, procede de acuicultura, una industria que, según la FAO, en los próximos años deberá aumentar en un 50 por ciento los casi 60 millones de toneladas que se producen actualmente para atender la demanda de la población.