0

Más del 80% de las aguas de baño de España, Italia y Portugal han sido consideradas de “excelente” calidad por la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), que se sitúan así por detrás de las de Chipre, Croacia, Malta y Grecia, que obtienen los mejores resultados con un 90% de sus aguas con esta distinción.


En el extremo opuesto se sitúan Países Bajos, Bulgaria, Letonia, Luxemburgo y Bélgica, con una proporción relativamente baja de sus aguas en los parámetros de calidad analizados, sobre todo en el caso de las aguas continentales.