1

Más de 300 días después de haber sido abordado de forma ilegal tras una protesta pacífica contra la extracción de petróleo en el Ártico, el barco de Greenpeace, Arctic Sunrise, finalmente ha salido de Murmansk (Rusia) camino al puerto de Ámsterdam.