1
Este no es un verano cualquiera, sostienen Lorenzo Fiato y sus jóvenes colegas del movimiento ultraderechista y xenófobo Generación Identitaria. Este año, explican en su web, toca renunciar a las vacaciones, comprometerse, pensar en otro tipo de actividad. Conviene prepararse para frenar la creciente africanización de Europa. Y para ello, este grupo surgido de los cachorros de un partido político francés opuesto al islam y a la inmigración ha recaudado más de 160.000 euros, ha fletado un barco de 40 metros y se dispone a lanzarse durante un par de semanas a “monitorizar las actividades ilícitas de las ONG” que rescatan a los migrantes. Llegado el caso, sostienen, también a devolverlos a Libia.