1

El aumento de la temperatura de la Tierra podría convertir el Océano Glaciar Ártico en una fuente de CO2, según un equipo de investigadores liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que asegura que el calentamiento del clima altera el metabolismo del plancton, convirtiéndolo en emisor de dióxido de carbono a la atmósfera.