1

Una gran biodiversidad funciona como una póliza de seguros para la naturaleza y la sociedad, dado que aumenta las posibilidades de que al menos algunas especies sean lo suficientemente resistentes para mantener funciones importantes, como la purificación del agua y la polinización de cultivos, en un medioambiente sometido a cambios.