1
El sonido de las burbujas es lo único que oía Jacques Cousteau, en lo que él llamaba 'El Mundo del Silencio'. Son muchas las generaciones que nos hemos tirado de cabeza a las profundidades del mar con sus películas.