1
La oferta cultural, gastronómica, patrimonial y de ocio que oferta la ciudad durante los meses de verano ha provocado un aumento en el número de visitantes al castillo del Papa Luna, situado en la parte más elevada del casco antiguo.