1
En el caso de los llamados a suceder al monarca francés, el término procede de Dauphiné, una antigua provincia situada en el sureste de Francia y que pertenecía al conde Humberto II de Viena. Éste vendió el condado a Felipe VI de Francia en 1349 poniéndole como condición que el heredero al trono francés debería ostentar independientemente el título de Dauphin [Delfín].

Comentarios

    Submit a Comment
     Name : 





    1 + 3 =



Quien ha votado este artículo

Subir imagen(s)

heredero-delfin.jpg