1

En su flanco norte, de 240 kilómetros entre Alejandría y Port Said, es una de las franjas costeras más vulnerables del mundo, pues enfrenta la triple amenaza de la erosión costera, la infiltración del agua salada y el aumento del nivel del mar.