1
Su modelo actual de explotación, además de ejercer un impacto destructivo enorme sobre los hábitats sobre los que actúa, está generando una situación de sobrepesca insostenible. Por añadidura los costes de explotación y el pésimo modelo de comercialización que aplica la están haciendo económicamente inviable.