1
23 Vistas
Reinhold Boyer se vio obligado a suspender un viaje que tenía previsto realizar a Estados Unidos debido a una repentina enfermedad. Corría el mes de abril de 1912 y tenía previsto embarcarse en el Titanic. El transatlántico se hundió tras chocar con un iceberg en su trayecto inaugural, llevándose la vida de 1.517 de las 2.200 personas que viajaban a bordo.
¿Qué es Háblame del Mar?

Resúmenes de noticias de actualidad en español relacionadas con el Mar, los Océanos, Turismo y Gastronomía


Últimos comentarios
Historias más vistas