1

Era el mayor buque de la Gran Armada o Armada Invencible. “Mal llamada invencible”, corrigen rápidamente los historiadores. Lo que no hundieron los cañones ingleses en el Canal de la Mancha lo logró un temporal galaico en cuestión de horas. El 8 de diciembre de 1588, tras fracasar la campaña militar en Inglaterra, La Ragazzona, siguió la estela de la malograda flota del rey Felipe II y se fue a pique en la bocana de la ría de Ferrol cuando iba hacia A Coruña para ser reparada.