1

Con vientos continuados de de 120 mph, el huracán Matthew azotó la costa de Florida el viernes después de evacuaciones masivas y declararse el estado de emergencia por delante del sistema de tormenta más fuerte en golpear los Estados Unidos en una década.




El ojo de Matthew apuntó a la costa, al sur de Cabo Cañaveral, trayendo fuertes olas, mareas de tormenta y, posiblemente, hasta un pie de lluvia en algunas áreas después de que Matthew rugió a través del Caribe dejando una destrucción generalizada y casi 300 muertos en Haití.

"Esta es una situación extremadamente peligrosa y potencialmente mortal", dijo un boletín del Servicio Meteorológico Nacional.

La mañana del viernes la tormenta se debilitó a un huracán de categoría 3, pero todavía con peligrosos vientos de 120 millas por hora. A media mañana el Centro Nacional de Huracanes informó que el centro de la tormenta se "situa en la costa de Florida Central", y continúa hacia el norte.