1
Los poderosos sismos que golpearon Nueva Zelanda hace unos días son considerados por los científicos como unos de los más complejos de los que se tenga registro. Han tenido más de 2.000 réplicas y levantaron el lecho marino entre 2 y 2,5 metros por encima del nivel del mar.